¡EMPEZAMOS!


Queridos amigos:

 

Hoy comienzo una nueva etapa en mi tarea de adaptarme a las nuevas tecnologías.

 

Mi despacho ha sido durante más de 30 años un despacho clásico, donde pedíais una cita, quedábamos, veíamos la documentación personalmente y decidíamos que hacer.

Sin embargo los tiempos han cambiado y yo no me iba a quedar atrás. Ante mí nacía un nuevo reto y era adaptarme a la nueva era digital.

 

Y en este último año, casi sin darme cuenta, creo que lo he conseguido.

 

Y os voy a contar como:

 

Un día vino a mi despacho una clienta, jovencita, de unos 30 años, asustada, porque pensaba que la iban a despedir.

 

Normalmente mis clientes venían (y siguen viniendo) recomendados por otros clientes o por sus padres o abuelos, quienes  habían tenido una buena experiencia conmigo.

 

Por curiosidad, le pregunté cómo se había enterado de mi existencia. Y me dijo que a través de internet buscó en Google, las palabras ”abogado laboralista Cáceres” y que lo primero que salió fue mi nombre.

 

Efectivamente, ese era el “dominio”: abogadolaboralistacaceres que yo tenía y tengo en mi página web.

 

Página web que me había hecho un antiguo cliente y dominio que habíamos elegido porque no quedaba otro.

 

Esta jovencita me dijo que el dominio era “buenísimo”. Que había tenido una idea buenísima al  haber elegido el dominio “abogadolaboralistacaceres”, pero que la página estaba un poco “desactualizada” y que tenía que mejorar.

 

Yo por un lado se lo agradecí, porque me gusta la sinceridad, pero por otro  lado, sentí un poquito de amor propio y me dolió. Y  entonces me dije a mi misma que yo iba a conseguir “estar a la altura”, seguir adelante, adaptarme y mejorar.

 

Así, poco después, me inscribí en un curso para formación de nuevas empresas de Fundación Mujeres, con la intención de diversificar el alcance del despacho y allí me dieron acceso a nuevas herramientas para poder adaptarme a este nuevo reto.

 

Durante la realización de este curso asistí a una serie de conferencias patrocinadas por el Ayuntamiento de Cáceres y la Escuela de Organización Industrial, donde conocí a Pilar. Ella me posibilitó acceder a una formación personalizada para empresas de Cáceres, de forma gratuita, donde a través de clases personalizadas y tutorías individuales se nos dotaba de una formación en nuevas tecnologías para colocar nuestra empresa en internet.

 

Allí entre otras profesoras conocí a Cristina, que me ayudó a ver las carencias que tenía y me realizó un plan a medida para mejorar mi empresa.

 

Entre las medidas necesarias estaba la creación de una nueva  página web, ¡ya conseguida!, gracias a otra nueva clienta, que también me encontró colocando en internet la palabra “abogadolaboralistacaceres”, así como promocionarme en las redes sociales y crear un blog.

 Y eso es lo que ahora os presento en esta nueva página web  y el blog que hoy comienza.

 

Desde aquí doy las gracias a todos los que me habéis ayudado y lo seguís haciendo, así como a los organismos públicos que han hecho realidad este reto.

 

Y este es el comienzo de mi blog.

 

En él voy a expresar mis opiniones tanto sobre economía, como sobre derecho y sobre todo voy a intentar explicar de forma sencilla y sin el lenguaje jurídico, que tan difícil resulta a todos, todas aquellas cuestiones de derecho, sobre todo de derecho laboral, que vosotros me pidáis. Os animo a que comentéis debajo de las entradas que publique y me hagáis llegar vuestras dudas, las cuales atenderé encantada.

 

 

Gracias de nuevo.

 

 

 ¡EMPEZAMOS!


Escribir comentario

Comentarios: 0