La empresa me ha despedido y al día siguiente me dice que el despido no vale y que me reincorpore. ¿Que tengo que hacer?

Últimamente las empresas, como todos, se han adaptado a las nuevas tecnologías. Entre ellas al wasap. Y es frecuente que te despidan por wasap. Muchas veces el empresario (en un arrebato) te despide, después lo comenta con su gestoría o con su abogado y éste le dice que ha hecho una barbaridad (porque lo más frecuente es que no haya indicado la causa de despido) y entonces se convierte en improcedente y por tanto tendrías derecho a la indemnización correspondiente.

 

¿Qué ocurre? Pues que tu jefe te vuelve a mandar un wasap o en algunos casos un burofax y te dice que mañana vuelvas al trabajo.

¿Qué debes hacer? Pues  puedes hacer dos cosas.

 

Primera: volver al trabajo. Y entonces es como si no se hubiera producido el despido. En este caso el empresario puede aprovechar para preparar mejor el despido y volver a despedirte.

 

Segunda: No volver al trabajo y presentar la papeleta de conciliación.  En este caso es frecuente que el empresario te “bombardee” a través de familiares y amigos para que vuelvas al trabajo. No debes hacerle caso. Y si se pone “muy pesado” debes tú o bien tu abogado enviarle una carta advirtiéndole que no vas a volver porque él quiera.

 

Cuando llegues a conciliación también tienes varias opciones:

Primera: Si te ofrecen reincorporarte, hacerlo y te deben abonar los salarios que se hayan devengando desde que te enviaron el wasap hasta que se produce la conciliación.

Segunda: Te pueden ofrecer una indemnización razonable. Si no quieres volver al trabajo puedes aceptarla y quitarte todos los problemas y preocupaciones que supone un procedimiento. Si la indemnización es pequeña o no te abonan todo lo que marca la ley puedes presentar demanda.

Tercera: Que te ofrezcan reincorporarte y tú no aceptes. Lo debes dejar indicado en la conciliación. Entonces debes (tu abogado) presentar la demanda contra el despido por Wasap. Cuando llegues a juicio la empresa puede volver a ofrecerte la reincorporación. Y ocurre lo mismo que en la conciliación. Puedes aceptar, y la empresa tiene que abonar los salarios (Salarios de tramitación) desde que te despidió hasta la fecha del juicio.

 

Si no aceptas se celebra el juicio y si el juez declara el despido improcedente la empresa tiene dos opciones: O bien que te reincorpores al trabajo o bien abonarte el despido improcedente.

Tienes que tener en cuenta que al final del juicio el que puede decidir si tienes que volver al trabajo o no,  es el empresario. Es decir que aunque ganes el juicio de despido, y éste se considere improcedente y se establezca una indemnización por el juzgado, al final el empresario siempre es el que decide si te reincorporas o no (pero no porque sea él quien decida, sino porque así lo establece la ley).

 

¿Qué se supone que va a hacer la empresa? Pues lo más lógico es que optará por lo más barato.  ¿Qué significa esto? Pues que si desde que te despidieron han pasado muchos meses hasta que se ha celebrado el juicio, (lo que es posible si estás en una ciudad grande y donde los juzgados todavía estén colapsados) los salarios de tramitación pueden suponer más dinero que el propio despido. En ese caso lo más seguro es que el empresario opte por el despido.

 

 

Si te ha pasado algo parecido, no dudes en consultarnos.

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    Esther (viernes, 30 noviembre 2018 19:53)

    Buenas tardes,
    Me veo envuelta en un caso de acoso laboral en una Pyme donde son dos socios mancomunados al tiempo que jefes y yo como única empleada contratada hace dos años como Delegada Comercial. Una de las personas ha querido desprestigiarme profesionalmente desde días de entrar a lo que tengo pruebas, capítulos pero no audios ni grabaciones. Tras hablar el jefe que no acosa decidimos finalizar el contrato de la mejor manera. Quisiera conocer si me pertenece indemnización y paro. No dejó el trabajo por voluntad si no por una situación que es delito penal.
    Necesito asesoramiento por favor. Gracias.
    Un cordial saludo,