11.png

SUBROGACIÓN Y SUCCESIÓN EMPRESARIAL

La sucesión empresarial es cuando tiene lugar un cambio de titularidad de la empresa. Esta puede sucederse en su totalidad o solo una parte, como un centro de trabajo o una unidad de producción.

La empresa que adquiere la nueva titularidad, también puede mantener ciertas relaciones laborales que ya existen con los trabajadores y está obligado a subrogarse en los derechos y obligaciones que nacieron bajo la empresa anterior.

Por ello cuando un trabajador firma la subrogación, no se firma un nuevo contrato. Se firma un documento en el que se comunica el hecho a los trabajadores y que todo se mantiene igual.

¿Qué pasa si no acepto la subrogación?

En el caso de que el trabajador no acepte la subrogación, se considera una baja voluntaria.

Si se diera el caso de que las condiciones de trabajo que promueve el nuevo empleador suponen una modificación a las anteriores a la subrogación, el trabajador tiene derecho a un despido procedente con una indemnización de 20 días por año trabajado.

IMG_0466_edited.jpg

Si te encuentras en esta situación, yo puedo y quiero ayudarte.